Por eso no tienes amigos

5 03 2010

Entrada Copypasteada!!. Mira el original en El Blog del Switcher
.

.

Justo salía por la puerta de recepción y me vio salir Poshmax. Poshmax iba en otra dirección, pero fue verme pasar y practicar un giro de 90º cuasi acrobático en mi dirección.

Salgo y enciendo un pito. No he terminado de cerrar la tapa del mechero cuando ya tengo a Poshmax a mi lado con una sonrisa plantada en la cara.

-¿Qué haces?- Me pregunta mientras mira distraído hacia la avenida repleta de gente yendo y viniendo.
-Pues ya ves, echando un pito a ver si se me despejan las ideas. Estoy de ordenadores hasta las orejas.
-Ahm… eso está bien.
-¿Quieres?
-No, no, gracias, ya he fumado.
-Bueno.
-Oye, una cosita…
-Dime.
-Que me voy a comprar una iPad.
-Estupendo.
-¿Qué te parece?
-Ya te digo: estupendo.
-¿Pero no te da envidia?
-Ni pizca.
-Ahm… Yo es que pensaba que te gustaba esto de la informática…
-No, si me gusta, pero no tiene nada que ver que me guste la informática con que te vayas a comprar un iPad de esos.
-De esas.
-Ah, que es chica. Bueno, pues una iPad.

Se hace el silencio entre nosotros. Paz. Un frenazo en la calle, no se dan de milagro.

-Pues es que la quiero porque así, cuando me toca viajar, pues voy adelantando trabajo en el tren o en el avión.
-Pues ya me dirás cómo…
-Hombre, tú me instalas en un ratito el Photoshop y el Illustrator y con eso ya voy tirando. Y si puedes, me instalas Maya y así hago también los 3D…
-Pues va a ser que no.
-¿Y eso?
-No se puede.
-¡Cómo que no se puede! ¡Si es un Apple!
-Como si es una Onion. A ese cacharro sólo se le pueden meter programas específicos y que pagues en la Apple Store. Olvídate de trabajar con él. O con ella.
-¡Sabrás tú!
-¿Yo? Ni puta idea…
-¿Y si me compro un MacBook Pro?
-Estupendo.
-Un MacBook Pro es mejor… seguro que uno de esos sí que te gustaría, ¿eh?
-Pues no. Me da igual. Yo ya tengo un portátil.
-Chico, contigo es que no se puede hablar, ¿eh?- estira mucho el cuello y fuerza el tono, como cuando mamá te regaña porque has hecho algo malo.
-¿Has intentado hablar conmigo de algo que no sea informática?
-¡Es que eres informático!
-Ah, perdona. Cambiando de tema, que digo yo que a ver si me decoras la casa gratis, tú que entiendes de diseño. Es que estoy cansado del color de las paredes y de los muebles. Total, es un rato y a tí no te cuesta nada.
-¿Que te decore la casa? ¿Pero tú sabes el tiempo y el dinero que cuesta eso?
-Va, si a ti no te cuesta nada. Además mi casa es pequeña, apenas 110 metros cuadrados. ¿Qué puedes tardar? ¿Una hora? Luego te invito a un café…
-No… si es que… es mucho tiempo y claro, hay que comprar la pintura, analizar los espacios, ver los muebles, hacer pruebas…
-Que a ti eso de trabajar gratis no…
-No, si no es eso es que…
-Que no te apetece perder tu tiempo libre haciendo algo que no te satisface, ni te recompensa más allá de un café.
-No hombre, si no es eso, es que claro, yo…
-Bueno, que no pasa nada ¿eh? Ya buscaré a quien me lo haga.
– Claro…
-¿Pero a que te sientes mal?
-Claro, es que me pides unas cosas…
-Myap… Oye, que me voy a comprar una lámpara Sulfurous Slute, de ochocientos euros.
-Ahm… ¿y eso a qué viene?
-¿No te da envidia?
-¿Por qué me tendría que dar envidia?
-Pues porque es una cosa de diseño y a tú te dedicas a eso, ¿no?
-¿Qué tendrá que ver?
-Pues hombre, hace un ratito me venías con el cuento de que te ibas a comprar un iPad o un MacBook.
-Pero es que a los informáticos os gusta todo ese rollo y si me compro uno, pues te lo dejo para que me instales cosas y así enredas un poco con él…
-Ya. Lo que tú digas. Pero tú venías a pedirme algo.
-Pues sí, que resulta que la wifi de mi casa no va, a ver si me podías decir por qué.

Hala, tanto rato hablando para esto. Me quito las gafas, me froto el puente de la nariz y me las pongo del revés, como el Rappel ese. Me concentro mucho.

-Pues me dicen los astros que es porque eres un puto egoísta y que bajo la influencia de un iPhone gigante se arreglará.
-Mira que eres borde hijo… ¡No me extraña que no tengas amigos en el trabajo!
-Amigos como tú no quiero.
-Pues muy bien. Adiós.
-Oye, una cosita más…
-Qué.
-¿Tú cuántos amigos informáticos tienes?
-Pues… ninguno.
-¿Mecánicos?
-Ninguno.
-¿Electricistas?
-Ninguno.
-Me lo imaginaba. Ni los tendrás, hijo. Hala, ya puedes ir con $deity.

Y lo a gusto que se queda uno. El que quiera servicio, que lo pague. Los informáticos no somos un puto servicio público.

Anuncios

Acciones

Information

One response

5 03 2010
jarr2300

Más verdad que un santo¡¡¡.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: